lunes, 6 de enero de 2014

Técnica para la creación de joyeros de patchwork

 
Vamos a explicar como hacer un bonito joyero de patchwork. Para ello utilizaremos unas plantillas que en breve publicaremos en el blog.
El tiempo medio de realización es de unas 3h, dependiendo de la experiencia de cada uno.
 
Los pasos a seguir para la realización del joyero son los siguientes:
 
1. Hacer las plantillas con plástico. Va muy bien utilizar un papel de transparencias o bien una radiografía
 

2. Con la plantilla del lateral, dibujar y cortar 4 piezas para los laterales de la cara exterior. Es bonito combinar dos telas distintas.
3. Con la misma plantilla de los laterales, dibujar y cortar 4 piezas para los laterales, cara interior, el forro. Se puede combinar dos telas distintas o una sola, personalmente, me gusta más una sola tela.
4. Con la misma plantilla, dibujar y cortar 4 piezas de guata para acolchar los laterales.
5. Cortar 4 tiras de cinta, de color a juego con las telas. Las cintas han de ser de unos 25cm cada una.

 
6. Poner las piezas de guata debajo de cada una de las piezas de los laterales y unirlas con agujas.
7. Poner cada una de las cintas en la parte más estrecha de cada una de las piezas laterales enguatadas. Unirla con una agujita. Es muy importante que quede como en la foto.

 
 
  
8. Unir dos de las piezas laterales enguatadas de forma que quede derecho con derecho. Unirlas con agujas y coser desde la parte más estrecha hasta abajo. La parte triangular, ha de quedar sin coser. Lo ideal es coger dos piezas de telas diferentes para que haga contraste. Como la cinta ya ha quedado cosida, ya se puede quitar la agujita que la sujetaba.

 
9. Repetir la misma operación con las otras dos piezas laterales. Ahora tenemos dos laterales unidos por un lado y otros dos laterales unidos por un lado.
10. Ahora, unidos estas 2 partes y ya tendremos la pieza como en la figura siguiente:

 
 11. Unir los extremos  ya quedan las 4 piezas laterales juntas en forma de cuenco.
12. Proceder a unir las 4 piezas laterales del forro de la misma forma. No hace falta ponerle guata ni cinta. En la foto siguiente, vemos la parte exterior a la izquierda y la parte interior, forro, a la derecha.

 
 
 
13. Hacer unos cortecitos en las partes curvadas del forro y de la parte exterior. Así al darle la vuelta, quedarán las curvas perfectas.

 
 14. Poner la parte del forro dentro de la parte exterior, de forma que quede derecho con derecho.




15. Unir bien los triángulos, de forma que coincidan, poner agujas para sujetarlos bien.
16. Coser los bordes de los triángulos, a excepción de uno, que utilizaremos para darle la vuelta. Si se desea poner una puntilla, se puede hacer en este momento y ya queda cosida, o bien ponerla al final de todo.
17. Por el borde que no hemos cosido, darle la vuelta a modo de calcetín. Procurar que las curvas y las puntas queden bien. Se puede hacer usando un bolígrafo (con el tapón puesto para no manchar)
18. Cerrar el borde que no hemos cosido y ya tenemos el cuenco hecho.
19. Con la plantilla de la tapa, dibujar y cortar 2 piezas. Pueden ser de la misma tela o de dos telas distintas. Queda muy bien, si una de ellas es de la misma tela que el forro del cuenco. Se le puede poner una puntilla en los bordes triangulares si se quiere o hacer algún punto decorativo.
20. Coser las dos piezas, salvo un trozo de unos 2 cm de uno de los 4 lados
21. Por el trozo sin coser, darle la vuelta a modo de calcetín.
22. Rellenar de guata  y coser el trozo que hemos usado para darle la vuelta.
23. Hacer una bolita rellena de guata que coseremos a la tapa a modo de asa de la tapa. También se puede usar un botón grande. Por el extremo opuesto, poned un botón y así no se ve costura ninguna.

 
 
 
 


Bueno, ánimo y a ver si os salen tan bonitos como a nosotras.